Yemaya es un hotel muy CHIC, con una eco-conciencia, es el perfecto escondite donde solo se puede movilizarse caminando entre sus palmeras en una de las tantas playas desérticas de un joya de isla en el Caribe Nicaragüense. Los huéspedes encontrarán 16 bungalows con camas grandes y muy confortables, bellísimos baños decorados con piedras naturales y terrazas que lo invitan a zambullirse en las aguas turquesa o caminar pacientemente en sus playas de arena blanca. Cuentan igualmente con una gran piscina, una plataforma para relajarse durante sus clases de Yoga, deliciosas comidas elaboradas con frutas y vegetales cultivados allí mismo y servidos en el restaurante. Y un bote de 40 pies para una romántica travesía sobre el mar.